Alianza Lima quiere re componer su cuadro y romperá la billetera para fichajes.

El talón de Aquiles en el once de Alianza Lima se ve reflejado -dentro del esquema técnico-táctico- en dos partes del campo: laterales y atacantes. Funciones que urgen ser reforzadas con miras al Torneo Apertura, pero que deberán esperar hasta el Clausura, ya que recién se abre el libro de fichajes el próximo 1 de agosto.

Sin embargo, el técnico Pablo Bengoechea solicitó agilizar negociaciones con futbolistas que cumplan los perfiles necesitados. La novedad es que los blanquiazules reiniciaron contacto con un viejo conocido, el “Demonio” Lionard Pajoy.

El atacante, que vacaciona mientras escucha ofertas del New York City de la MLS, es el “9” que desea Alianza, teniendo como punto a favor su posible nacionalización.

El “Cholito” Irven Ávila es otro delantero que agrada al comando técnico. Hay conversaciones y esperan dos semanas de plazo para conseguir los recursos y costear su repatriación del Lobos mexicano.

El “Gato” Cuba, polifuncional lateral de la “Academia”, está al tanto del interés en volver a Matute. Alianza espera agosto para que el jugador pegue la vuelta en La Victoria. Es más, se conoció que Municipal no le pondría trabas en una posible rescisión de contrato.

Otro puesto por cubrir es la medular con un volante organizador, un “10” que se ponga el equipo al hombro. El refuerzo será extranjero.

Siguenos en: