Con este nuevo Gabine Parchado se viene el indulto médico a Alberto Fujimori, gracias a Kenyi.

Diversos analistas coinciden en que el nuevo gabinete muestra una apuesta del presidente Pedro Pablo Kuczynski por calmar las aguas del Congreso, pero advierten poca capacidad para responder de surgir otro choque.

El sociólogo David Sulmont, profesor de la Pontificia Universidad Católica, señala que Kuczynski “ha decidido presentar un gabinete que sea más aceptable para sectores del fujimorismo y sus aliados, que atenuarían el momento confrontacional reciente. “Es una decisión del presidente de no escalar la confrontación sino desescalar la”, manifiesta.

La explicación, en su opinión, sería la debilidad política del gobierno y su mayor interés en la reactivación económica sobre otras decisiones necesarias.

“La política educativa fue razón de la cuestión de confianza, pero nombra a un ministro que la critica… Su prioridad es que el Congreso lo deje en paz para centrarse en el destrabe y las inversiones para ganar un punto o uno y medio del PBI. Parece que no tiene más ambiciones”, anotó.

Sulmont cree que tal vez el presidente siente no tener fuerza política necesaria de su bancada, su espectro ideológico, la opinión pública para defender otras políticas ante el fujimorismo y sus aliados.

En este sentido, la pelota está en cancha del Legislativo. ”El gobierno parece decir: ‘te he puesto un gabinete potable, déjame en paz’. Si vuelve la confrontación, será por querer el fujimorismo demostrar nivel de poder”, dice Sulmont.

La investigadora Giovanna Peñaflor, gerenta general de Imasen, sostiene que las exigencias de la población mueven a las fuerzas políticas a apaciguarse. Aún considera pronto para asegurar que los nombres que se han puesto (en el nuevo gabinete) son una concesión al fujimorismo.

“La presencia de Aráoz como premier, que en buena parte fue criticada por un sector del fujimorismo, deja todavía la interrogante”, alega.

Prevé un posible periodo de mayor calma. “Debería el gabinete apresurarse a presentarse al Congreso para pasar la hoja del año entero y empezar una nueva etapa. Si quieren medirse en fuerza, están las elecciones del 2018”, anota.

Peñaflor resalta que el gobierno no ha mostrado una estrategia clara frente al fujimorismo. “Tiene que decidir sobre quiénes van a sustentar sus bases: si son los que simpatizan con los Fujimori o si construye gobernabilidad en función a sectores que no se sienten identificados con ellos, que creen que el Perú debe ir por una línea distinta a ellos y comience a articularlos. Es el tema por resolver ”, señala.

El investigador Luis Benavente, director gerente de Vox Populi, reconoce que este gabinete puede tener rostros más amables para el Legislativo, pero no como para “poner la otra mejilla”.

“Aráoz no es una sonrisa al fujimorismo. Ha estado muy enfrentada a Fuerza Popular. Bruce habló por el indulto, pero hace 15 años era opositor mordaz del fujimorismo. Pueden significar una línea de enfrentamiento. Pero otros sectores serían más amables con la oposición”, expresa.

Advierte que la experiencia política de Aráoz y Bruce da mayor capacidad de respuesta al gabinete a los ataques.

Destaca que “usualmente la agenda de enfrentamiento viene del Congreso y gobierno no queda otra que defenderse”. Prevé que esto continúe.

Benavente cree que haber planteado la cuestión de confianza como una buena jugada del gobierno era ir a la derrota, pero PPKes del mundo de finanzas. “Los inversionistas saben que una inversión puede ser perdida pero luego da buenos dividendos. Es el caso porque ahora el Congreso no podrá rechazar una cuestión de confianza al gabinete portener la espada de Damocles de cerrar el Congreso”, dijo.

La carta del indulto

La salida de Marisol Pérez Tello del Ministerio de Justicia alimenta versiones sobre la posibilidad de un indulto a Alberto Fujimori. Los expertos consultados no lo ven tan fácil.

“Hay sectores en el gobierno que están contra el indulto. No lo permitirán. Ahora se ve complicado”, dice Benavente.

“Podría darlo para generar división en el fujimorismo, pero cerraría la puerta a sectores antifujimoristas que podrían dar respaldo al gobierno en determinados momentos”, resalta finalmente Sulmont.

Claves

Ppkausas. Luis Benavente considera que “este gabinete representa una mayor fuerza de la agrupación de gobierno, quienes trabajaron la campaña, expresados en Aráoz y Bruce”.

Convocatoria. Giovanna Peñaflor sostiene que el nuevo equipo muestra “dificultades del gobierno para convocar figuras” y que “este gabinete empieza con una fuerte carga: ya no le toca luna de miel, no hay paciencia para esperar resultados”.

Siguenos en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *