Qué debes cenar para amanecer con el vientre plano

Vampiro dialoga con Charo Urcia Segura, Nutricionista del MINSA para los amigos de Okperuradio.com

Si todas las mañanas te levantas con la barriga hinchada o con gases, debes saber que existen alimentos que consumes por las noches y que te están provocando ambos malestares  ¿Cómo evitarlo y amanecer con el vientre plano? 

Alimentos que sí debes cenar:

Pepino: contiene hasta un 96% de agua, por lo que puedes añadirlo a tus ensaladas o sándwiches.  El pepino al igual que el apio te ayudarán a disminuir la inflamación y mejorar el vientre plano.

Yogur: los probióticos que contiene te ayudarán a que la digestión sea más ligera, lo que evitará los gases en el estómago. Es preferible que no contenga azúcar.

Sopa o caldo de vegetales: los vegetales bien cocinados evitan la dificultad de digestión, y el caldo aporta gran contenido de nutrientes.  Es bajo en calorías y a la vez ayuda a mejorar la hidratación y a eliminar líquidos si tienes tendencia a retenerlos. 

Kion o jengibre: ayuda a que las digestiones sean más rápidas y fáciles. Puedes rayar kion encima de tus comidas como purés y cremas.  También puedes tomarlo en infusión con limón, después de la cena.

Papaya y piña: son muy ricas en enzimas digestivos, que van a ayudar a digerir la comida y evitar la hinchazón del estómago. Puedes comerlas como postre, o también añadiéndolas en ensaladas, batidos o incluso con las verduras a la parrilla.

Pescado: cocínalo a la plancha, vapor u horno, sin muchas salsas. Puedes añadirle alguna especia y aceite de oliva, pues es preferible comerlo con poca sal.

Otros consejos para evitar la hinchazón: 

  • Procura no hablar al mismo tiempo que comes, pues hará que ingieras aire y provocará hinchazón de estómago.
  • Controla las cantidades: si comes mucho no solo te sentirás hinchado o hinchada, también aumentarás de peso.
  • Intenta cenar con calma y temprano para evitar ir a dormir en plena digestión.
  • Evita estos alimentos: coliflor, repollo, cebolla, ajos, pimientos, leche entera, frutas como las ciruelas o las peras, pasta poco cocinada o demasiado ‘al dente’, pan industrial poco horneado y más si es caliente.  Alimentos salados y bebidas gaseosas, con alcohol y fermentadas.
Siguenos en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *