La fiscalía demostró que Jorge Baca creó el sistema informático “RUC Sensible” para evitar que rastreen los ingresos ilícitos de Montesinos, por lo que el exjefe de la Sunat recibió una condena de 4 años de prisión suspendida por los delitos de falsedad ideológica, ocultamiento de documentos y cohecho pasivo propio. 

ESTABAN CIEGOS y SORDOS, EN EL EQUIPO DE CAMPAÑA DE LA SRA.K PARA ESTOS HACER COSAS DE LA LEY, NO ERA DELITO uhh

Para el jefe de campaña de Keiko, Hernando Guerra García, Baca no cometió corrupción. “Es un hombre de primer nivel de impecable trayectoria, honesto. (…) Sentenciado porque hizo este decreto en el que se autorizaba los pagos a Montesinos, pero no es un tema de corrupción. Es intachable y apreciado”, arguyó Guerra García al diario La República.

MONTESINOS estaba totalmente blindado x la SUNAT 

El 15 de abril de 1997, la prensa reveló que Montesinos declaraba millones de soles por supuestos asesoramientos privados en el Perú y en el extranjero, una información que extrabajadores de la Sunat habían filtrado. Como quedaría después demostrado, se trataba de una simulación para lavar dinero de origen ilícito.

Al día siguiente del destape periodístico, Jorge Baca convocó a una conferencia de prensa y negó que Montesinos tuviera ingresos ilegales y que mantenía deudas tributarias.

Luego, con la excusa de salvaguardar la imagen de la Sunat y preservar la información de “personajes notables del ámbito político y económico”, según declaró a la justicia, ordenó que creen el denominado “RUC Sensible”, sistema donde guardarían información tributaria de Montesinos, datos claves para descubrir lo que obtenía de la corrupción.

“(Jorge Baca) realmente perseguía blindar legalmente a Montesinos frente a investigaciones de enriquecimiento ilícito, dado las ingentes sumas de dinero que registraba en sus declaraciones juradas.

El accionar del acusado Jorge Baca Campodónico en todos estos hechos obedecía a un muy bien orquestado proceder para evitar cuestionamientos para Montesinos sobre esta materia”, dice la sentencia del exjefe de la Sunat.

Manuel Canny Castro, ex intendente nacional de administración de Sunat, contó que Baca convocó a una reunión para ordenar que elaboren el «Ruc Sensible». El encargado de ingresar el Ruc de Montesinos al sistema fue Julio César de la Roja, otro trabajador de Sunat. «Sostiene que no existió un documento oficial que señalara la existencia de algún aplicativo que restringiera el acceso a determinado contribuyente», se lee en la sentencia en referencia a lo que respondió ante Fiscalía. Es decir, la creación de este sistema no se oficializó mediante un documento.

De acuerdo con la exjefa de Control Interno de Sunat, Alicia Alberto Navarro, los datos tributarios de las 256 personas que figuraban en el “RUC Sensible” no se entregaban a la Intendencia Regional de Lima, entidad que fiscalizaba la labor de Sunat.

Para ello, el jefe de informática, por orden de Jorge Baca, le había pedido “por lo bajo” que, cada vez que debía enviar reportes, diluyera los datos de las personas que se encontraban en el sistema. Ningún empleado podía ingresar a este.

¿Quién decidía qué personas debían ingresar al “RUC Sensible”? Jorge Baca.

El 6 de mayo de 1997, mientras el equipo de Sunat creaba el sistema informático, Montesinos pidió que Sunat simulara una fiscalización del dinero que declaró y si había tributado sobre la base de este.

El ahora asesor de Keiko Fujimori encargó la solicitud de Montesinos a la Oficina Especial Contra la Evasión Tributaria, una instancia que Baca controlaba como jefe de la Sunat.

Es decir, puso una vez más su poder a disposición de Vladimiro Montesinos para que saliera bien librado.

Y así fue. La indagación concluyó que todo estaba en orden. Tiempo después, se descubriría lo contrario.

“Posteriormente, se ha venido a determinar que en tales declaraciones juradas Montesinos había incurrido en falsedad, pues había hecho constar servicios de asesoría legal que no había prestado, sino que simplemente se hacía aparecer para justificar los ingresos económicos que tenía, lo que sí bien se corroboró y demostró muy posteriormente”, se cita en la sentencia.

En efecto, Montesinos presentó documentación falsa de asesorías a empresas en el extranjero, y a organizaciones no gubernamentales inexistentes, con la finalidad de justificar ingresos ilícitos.

DELITO PREMIADO

El Ministerio Público obtuvo el testimonio de una de las personas de más confianza de Montesinos, la empresaria Matilde Pinchi Pinchi. Ella narró que expresó su preocupación a Montesinos por la publicación de sus declaraciones juradas que revelaban cuantiosas cantidades de dinero. Este le comentó que Jorge Baca lo ayudaría a resolver su problema.

Matilde Pinchi Pinchi señaló que, a cambio del apoyo, Vladimiro Montesinos intercedió para que sea designado ministro de Economía, puesto que obtuvo en 1998 y desde donde dio dinero del Estado para evitar la quiebra del Banco Latinoamericano. Por este delito también fue condenado.

“En otro momento, sostiene que Montesinos le dijo que las cosas las tenía bien controladas con Jorge Baca Campodónico y que aquél iba a retirarse de la Sunat para ser ministro porque había hecho un buen trabajo para él en el escándalo que había sucedido en 1997, sobre sus cuentas, y que ya no le convenía a Montesinos que Baca Campodónico continuara en la Sunat”, manifestó Matilde Pinchi a la Fiscalía.

Las reuniones entre Baca y Montesinos habrían sido de forma clandestina, pues, Katherina Florian Neyra, exsecretaria de Jorge Baca, reveló que, por orden de este, no podía pasar a su despacho las llamadas de Vladimiro Montesinos, quien lo contactó hasta en 5 oportunidades.

Baca apeló la decisión de la Corte Superior de Justicia de Lima. Sin embargo, la Corte Suprema ratificó la decisión. Pudo cumplir su condena luego de que fue extraditado de Argentina, pues, al igual que Alberto Fujimori, fugó del país.

El asesor en temas económicos de la candidata presidencial Keiko Fujimori, Jorge Baca Campodónico, ayudó a Vladimiro Montesinos y a otros personajes de su organización criminal a ocultar dinero mal habido en el periodo en que ejerció como jefe de la Sunat, entre febrero de 1997 y junio de 1998, durante la dictadura de Alberto Fujimori.

Pese a ello, Keiko Fujimori presento a Jorge Baca Campodónico como su asesor en temas económicos tremenda rataza.